Mi mundo mágico...


dulce caramelo rojo brillante cubriendo una manzana..

dulce caramelo rojo brillante cubriendo una  manzana..




Los científicos han demostrado que el chocolate posee sustancias que mejoran el estado de ánimo con propiedades antidepresivas, desencadenando una sustancia química que produce placer en el cerebro, la serotonina.
Una taza de chocolate....
Yo le llamo el Quitapenas...


Algodón de azucar... Las veces que lo compartí con mis amigos en mi infancia.....

Algodón de azucar... Las veces que lo compartí con mis amigos en mi infancia.....

¿Quién no recuerda aquellas piruletas?....

¿Quién no recuerda aquellas piruletas?....

¿Y tu? ¿Como te comes los helados?.... Es una pregunta muy importante......

¿Y tu? ¿Como te comes los helados?....  Es una pregunta muy importante......

Os contaremos Cuentos para el alma...
Historias de Amor......
Poemas.....
Y otras cositas más...

sábado

LA VIOLENCIA ENGENDRA VIOLENCIA...


"La violencia engendra violencia, como se sabe; pero también engendra ganancias para la industria de la violencia, que la vende como espectáculo y la convierte en objeto de consumo."


Eduardo Galeano.



Aproximadamente al principio del siglo I de nuestra era, existían dos escuelas de enseñanza, dirigidas por dos sabios de renombre: Hilel y Shamai.

Cada escuela se dedicaba al estudio de la Torá y los alumnos eran el gran potencial de la misma.

El gran problema que había entre ambas escuelas era que los alumnos no se llevaban bien entre sí, y a cada oportunidad que se presentaba hacían todo lo posible por desprestigiar a la otra escuela.

Un día los alumnos de Shamal pensaron que la mejor manera de desacreditar a los de la otra escuela era humillar a Hilel el sabio e idearon una estratagema. Pensaron en cazar una mariposa y llevarla viva en la mano de uno de ellos y al llegar a la casa del sabio preguntarle:

-Maestro Hilel, esta mariposa que tengo en mis manos, ¿está viva o muerta?

Si Hilel respondía que estaba viva, entonces apretarían el puño y le demostrarían que estaba muerta. Si la respuesta era que la mariposa estaba muerta abrirían el puño y la dejarían escapar, demostrando así que estaba viva. El plan era infalible, y decidieron llevarlo a cabo.

Cazaron la mariposa y uno de los alumnos de Shamal la tomó en sus manos, se acercaron a la casa de Hilel golpearon a su puerta y el sabio les preguntó:

-¿Que les trae por aquí?

Los alumnos respondieron:

-Queremos saber cuán sabio eres.

Hilel les dijo:

-¿Y cómo lo comprobarán?

-Le haremos una pregunta.

-Adelante.

-Esta mariposa que tengo en mis manos, ¿está viva o muerta?

Hilel les miró despacio y respondió:

-La decisión está en tus manos...